Cocorobé: cantos y arrullos del Pacífico colombiano

Con Ana María Arango Melo y Zully Murillo

Cocorobé es una compilación en la que se exponen un conjunto de canciones que participan en escenarios relacionados con el mundo de la infancia en el departamento del Chocó (Colombia). El repertorio que expone Cocorobé responde a arrullos, romances, rondas y pregones, relacionados con el antiguo romancero español; explora también las composiciones que nutrieron el cancionero tradicional del siglo XX y que hicieron parte de los escenarios infantiles, y, finalmente, presenta las composiciones contemporáneas de artistas que se han convertido en referentes de la identidad chocoana y los encuentros intergeneracionales.

En esta presentación participan la compiladora de Cocorobé, Ana María Arango Melo y la cantautora chocoana Zully Murillo. En esta conversación explorarán la cosmovisión y las historias que cuentan las canciones el repertorio infantil, los contextos en los que se cantan, y las motivaciones personales que impulsan, por un lado, a compilar y salvaguardar estos repertorios de la tradición oral y, por otro, a componer canciones que recrean unas formas de relacionamiento con la selva, los seres animados e inanimados y las tradiciones de un territorio ancestral.

Agéndate!

Fecha:

Sábado 17 de julio del 2021

Hora:

2:00 p.m Centroamérica
3:00 p.m Colombia, México, Ecuador y Perú
4:00 p.m Bolivia, Chile, Paraguay, Venezuela, Estados Unidos e islas del Caribe
5:00 p.m Argentina, Brasil, Uruguay

Vía:

Invitadxs

Ana María Arango Melo

Investigadora de ASINCH, docente del Programa de Educación Artística de la Universidad Tecnológica del Chocó “Diego Luis Córdoba” y directora de la Corporaloteca. Es antropóloga de la Universidad de los Andes, DEA en Antropología Social de la Universitat de Barcelona y becaria por Manos Visibles en la maestría de Gestión y Producción Cultural y Audiovisual de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Ha sido docente de Antropología de la Música en universidades como La Pontificia Universidad Javeriana, La Universidad de El Bosque, La Universidad Distrital Francisco José de Caldas. De 2003 a 2015 se desempeñó como coordinadora de los componentes de investigación y divulgación de Plan Nacional de Música en el Ministerio de Cultura. En 2005 viajó a Barcelona a cursar su postgrado en Antropología Social y Cultural y allí trabajó para la Revista WorldMusic.

En 2008 se radicó en el Departamento del Chocó, y desdela Corporaloteca y ASINCH ha liderado diferentes proyectos de investigación y extensión (programas de radio, potcast, publicaciones, documentales, instalaciones, performance, seminarios y diplomados, entre otros), que tienen como fin conocer, valorar y salvaguardar las manifestaciones de la tradición oral, sonora y corporal de los pueblos del Pacífico colombiano. Con esta experiencia obtuvo el primer lugar en la categoría general del premio Antropología Visible. Actualmente Ana María Arango junto con su esposo el maestro Leonidas Valencia, coordinan elproyecto La Tambora Mágica.

Entre sus libros e investigaciones encontramos Velo qué Bonito: prácticas sonoro corporales de la primera infancia en poblaciones afrochocoanas (2014), Sexualidad, Placer y Vida(2017), Raíces Tierra y Alas, Catiácatiadora: cantos de río y selva (2010), Cocorobé, cantos y arrullos del Pacífico colombiano de Libro al Viento, (2013) y Cantaré: una canción que comienza en la selva y termina en California (2002).Ha realizado diferentes cortometrajes y documentales como Raíces, Tierra y Alas, Los Hijos del Okendo, Recorridos por la Memoria, Velo qué Bonito, Los Sonidos Invisibles y Unos zapatos para Cassinda.

Zully Murillo

Zully Enid Murillo Londoño pertenece a la rama de los Murillos de Tadó, bajo Chocó, de donde don Américo, su padre, salió hacia Quibdó, con paso de baile y sonido de flautín, para encontrarse con doña Leonor Londoño, su madre y dejó desgranar como desde dentro de un pentagrama ocho retoños; cinco de sus hermanos se dedican a la música: Ameriquito, Nicolás, Alexis, Leonorcita y Abelito. Zully, como la mayoría de los chocoanos, vibra en do mayor.

Nació el 23 de abril de 1944 en Quibdó en donde transcurrieron su infancia, adolescencia y juventud. Manifestó su vena de trovadora desde los primeros años de su vida, cuando acompañaba a su madre, maestra, a dar clases en las veredas y corregimientos del departamento, a donde debía desplazarse como “castigo” por militar en el Partido Liberal Colombiano. Entre los campesinos de las veredas, Zully, conoció el oficio de pescadores del río y escuchó los cantos de las madres arrullando a sus hijos a la luz de la luna y compartió las costumbres de los casorios, de los difuntos, de los recién nacidos, de la vida cotidiana que se cocinaba en leña, mientras se ahumaba la babilla o el perico y se contaban cuentos de espantos y aparecidos. Estas experiencias y el profundo afecto de su entorno familiar, le permitieron cultivar esa inagotable cantera musical.

Su educación primaria, la hizo en escuelas públicas, terminándola en la escuela Anexa al Instituto Pedagógico Femenino de Quibdó; en este instituto, hizo la secundaria y se graduó como Maestra Superior. Posteriormente en Bogotá, en la Universidad Pedagógica Nacional se especializó en Matemáticas y Física y regresó a su tierra natal a esparcir semillas de su conocimiento.

Sus estudios y su profesión le facilitaron el desarrollo de sus actividades artísticas: La danza, la poesía, el canto y el teatro.

En su calidad de docente dirigió el taller de música ritual: alabaos, arrullos, romances y canciones, trabajando en el estudio de estas manifestaciones. Posteriormente, en unión con el Maestro Heriberto Valencia, como grupo artístico, hicieron su presentación, dentro del marco de la Semana Santa en Popayán como un espectáculo folclórico en el festival de música fúnebre. Junto con los docentes, Miguel Casas y Viviana Vega, conformó el grupo Danzas y Cantos Folclóricos del Chocó, del Instituto Femenino Integrado.

En el ejercicio de la docencia, imprimía su sello particular a la clase de Matemáticas, pues le adicionaba Música, Danza y Poesía.

Reside en Cali desde hace más de 40 años y laboró en la Institución Educativa Comercial Ciudad de Cali. Al retirarse de la actividad docente, después de más de 40 años de servicio, está dedicada de lleno a la música.

Como cantautora, ha publicado cuatro trabajos musicales: Cuentos Contados Cantados, Los Pregones de Mi Tierra, Ella, Otro Cuento y recientemente, Son De Amores, el cual contiene, Veinte Canciones de Amor y una Vida; próximamente publicará un álbum de género folclórico religioso, en el cual intervienen importantes músicos y cantadoras del Pacífico colombiano: Misa Inculturada y Otros Cantares.

Sus canciones, narran vivencias y situaciones cotidianas y se han convertido en clásicos dentro de la cultura del Pacífico colombiano.

A %d blogueros les gusta esto: